Muertos vivientes

Autor: Adhemar Cuellar

 

 

1ra Juan 5,12 “Quien tiene al Hijo, tiene la Vida;  quien no tiene al Hijo de Dios, no tiene la Vida.
 
Un hombre que era escultor, estaba trabajando arduamente en terminar una estatua,  el se pasaba casi todo el día afinando lo que para el seria su obra mas maravillosa. Celestino era el nombre de nuestro artista que miraba una y otra vez  su trabajo en piedra, buscando y rebuscando a ver si su trabajo en piedra poseía algún defecto.
Celestino estuvo tres días puliendo todos los detalles y corrigiendo los defectos de lo que el llamaría su obra maestra.  Una vez terminado grito:
¡POR FIN! ¡TERMINE! Esta estatua no tiene ningún defecto.
Casualmente pasaba su amigo Crisóstomo y al verlo Celestino lo llama y le dice:
-Crisóstomo  a tiempo llegaste, quiero mostrarte una obra de arte,  quiero mostrarte, mi ultima escultura,  es fenomenal, ven y mira con detención,  quiero que la observes detenidamente y me indiques si tiene algún defecto.
-Entonces Crisóstomo empieza a mira la estatua que efectivamente era muy hermosa,  observa cada detalle de la escultura y queda asombrado por tan genial obra de arte.  Luego de 5 minutos termina su labor de “Juez” y Celestino pregunta y bien te diste por vencido Cris,  de seguro no encontraste ningún defecto a mi obra de arte, ya que esta esta perfectamente elaborada,   a lo que Crisóstomo habla y dice:
Celestino de veras que esta escultura es una obra de arte,  tiene cada detalle bien elaborado pero, pero el defecto que tiene es que por mas perfecta que sea la estatua,  ESTA NO TIENE VIDA, solo es una piedra esculpida pero NO TIENE VIDA.
 
Hoy en estos momentos, cuantas personas se parecen a esa estatua de Celestino,  la gente busca y busca como lucir bien, estudian y analizan cada detalle de su rostro y cuerpo, para mostrarse perfectos ante los demás,   las mujeres y hombres cuidan sus cuerpos mas que a su alma, y se convierten en personas que no TIENEN VIDA, pues mucha gente no necesita ni tiene a Jesús en su mente y en su corazón,  claramente nos habla el Señor en 1ra de Juan 5,12 “Quien tiene al Hijo tiene la VIDA, quien no tiene al hijo no tiene la vida”.
En estos precisos momentos miles y miles de personas están dándole rienda suelta a los placeres de la carne, en estos instantes miles de miles están embriagándose, emborrachándose  alejándose con ello de la gracia de Dios,  la gente cambia la VIDA ABUNDANTE, por la MUERTE CONTAGIANTE.
El Señor claramente dijo, nadie puede servir a dos Señores, pues amara al uno y aborrecerá al otro,  no se puede tener a Jesús en el corazón y al mismo tiempo el placer de la carne, vicios y pecados en el corazón, uno de los dos tendrá que ser el Señor del Corazón: LA LUZ  o LA OSCURIDAD.
Esta reflexión se llama los “MUERTOS VIVIENTES”,  por que, muchos de nosotros  eso es lo que somos personas vivas con el alma y el espíritu muerto.  Al hablar de “Muertos vivientes”, recordé  el CEMENTERO de una ciudad donde son más los MUERTOS que los VIVOS.   Escucho bien,  no estoy mintiendo en la ciudad de Najab  situada a 175 km. De Bagdag (Irak) son mas los habitantes muertos que los vivos ya que es Najab la que posee la mayor necrópolis del mundo o sea el cementerio más grande del mundo, en este cementerio por lo menos reposan 2.000.000 de muertos  en un área de 10km2. El cementerio es un inmenso laberinto hasta donde no alcanza la vista,  y le digo que en esta ciudad son mas muertos que los vivos pues muertos en el cementerio hay como 2.000.000 y esta ciudad solo cuenta con 500.000 habitantes.  Aunque usted diga eso de más muertos que vivos solo sucede en esa ciudad.  Al ver la actitud y accionar de todos los hijos de Dios, al salir a las calles y ver el comportamiento de la gente, al ver las discotecas ,bares, cantinas y licorerias  llenas de gente embriagándose, al ver los asesinatos,  al ver las peleas en la calle, en la familia, al ver el odio,  al ver que la gente piensa solo en lo material, al observar que la mayoría ha hecho del cuerpo un ídolo,  al ver que los hombres y mujeres tienen relaciones fuera del matrimonio,  en fin al enterarme de los miles y miles de abortos, niños inocentes que se matan diariamente,  vivimos en una cultura de la muerte, y  se podría afirmar que son mas los muertos que los vivos,  en esta ciudad en este país, en su país, y en el mundo entero, la gente anda y anda pareciera como que tienen vida, pero no son mas que muertos vivientes, pues el que no tiene al Hijo de Dios en su corazón no tiene la vida.
No quisiera terminar sin antes darle una pista, una dirección para que usted se analice y se de cuenta si es un MUERTO VIVIENTE, o es Un VIVO VIVIENTE.  Escuche con atención Galatas 5,19-23 nos dice quienes están VIVOS y quienes están muertos.
1.- LOS MUERTOS VIVIENTES:  Galatas 5,19-21 Es fácil ver lo que hacen quienes siguen los malos deseos: cometen inmoralidades sexuales, hacen cosas impuras y viciosas, adoran ídolos, y practican la brujería, mantienen odios, discordias y celos. Se enojan fácilmente, causan rivalidades, divisiones y partidismos. Son envidiosos, Borrachos, glotones y otras cosas parecidas. Les advierto a ustedes, como ya antes lo he hecho, que los que así se portan no tendrán parte en el Reino de Dios.
2.- LOS VIVOS LLENOS DE VIDA: Galatas 5,22-24 “En cambio lo que el Espíritu produce es: amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio contra tales cosas no hay ley. Y los que son de Cristo Jesús, ya han crucificado la naturaleza del hombre pecador junto con sus pasiones y malos deseos.
En que grupo se encuentra usted  es un MUERTO VIVIENTE o es una persona VIVA que transmite VIDA. 
El que dice que  esta unido a Dios,  debe vivir como vivió JESUCRISTO. (1ra Juan 2,6)  Amen.