Madagascar

Autor: Adhemar Cuellar  

 

 

¡Den gracias al Señor! ¡PROCLAMEN su  nombre! CUENTEN  a los pueblos sus acciones. Canten himnos en su honor, ¡HABLEN de sus hechos! Siéntanse orgullosos de su Santo nombre ¡Siéntase alegre el corazón de los que buscan al Señor! Recurran al Señor, y a su poder, recurran al Señor en todo tiempo (Salmo 105,1-4)

 

Lo que me llamó la atención el domingo, en la iglesia, fue que estaba “semivacía”, había bastantes asientos “vacíos”,  recordé que no es la primera iglesia que le sobra espacio, en mi ciudad, en mi país, en su país, y en el mundo entero,  hay muchísimas misas que se celebran con poca cantidad de gente, es triste, y a veces desalentador,  ver  hermosos, majestuosos, bellos templos pero  vacíos.

 

Mas tarde recorriendo las calles, me encontré con varios bares, billares, discotecas, “espié” y estaban llenos, no había espacio,  seguí caminando, y me encontré con una tienda de venta de televisores,  en uno de ellos mostraban un partido de fútbol,  con el estadio “repleto” de gente, en otro, cantaba un artista famoso, había miles de espectadores,  y en otro anunciaban el estreno de la película “Madagascar”

Convencido por la propaganda me fui a “cinecenter”  al igual que en los anteriores casos, había mucha gente,  ¿QUE PASA? Me pregunte, en la iglesia no hay gente, y en todos los demás lugares de diversión si que HAY MUCHA GENTE.

Me entre a ver la película de dibujos animados “Madagascar” sin saber sabiendo, que en esta película encontraría la respuesta a mi pregunta de por que la gente no estaba en la iglesia, pero si en los lugares de diversión.

A continuación un mini resumen de la película:

Los protagonistas son: un león, una rinoceronte, una jirafa, una cebra y unos pingüinos,

Donde pertenecían los animales? A la selva, la jungla o al polo norte . Pero estos estaban en la ciudad, en un zoológico, gozaban de todas las comodidades, la gente les aplaudía, eran la atracción principal del zoológico, permanecían encerrados pero  estaban cómodos y satisfechos, como  quien dice para ellos era el paraíso terrenal, no extrañaban, ni se acordaban de su lugar de origen: la selva. 

De todos los animales, solo los pingüinos extrañaban su lugar de origen, y querían regresar, le contagian a la cebra su deseo de regresar a casa, y la cebra, en su cumpleaños, le comenta a los otros animales su deseo de volver a la jungla su lugar de origen, pero los otros animales le responden con un ¡NO!, estas loco, como vamos a volver a la selva si aquí estamos ¡REBIEN! ¡COMODOS! ¡FELICES!. Estas loco…

Pero las cebra se da modos y se escapa, sus amigos el león, la jirafa y rinoceronte lo siguen para convencerlo de que regrese, luego la policía los descubre, y atrapa, y deciden volverlos a su lugar de origen …

luego ya en la selva, El león, la jirafa y rinoceronte, estaban deprimidos, tristes no hallaban que hacer se sentían extraños en ese lugar para ellos era desconocido  de los cuatro animales solo la cebra era la dichosa y feliz,    que había pasado los otros animales  se habían OLVIDADO DE DONDE ERAN, solo por que se acostumbraron A LA VIDA COMODA Y PLACENTERA DE LA CIUDAD.

 

Nosotros también nos parecemos a estos personajes, no somos de este mundo, nuestra patria no es esta nos dice la Biblia , somos  extranjeros,  pero que es lo que ha pasado, nos hemos acostumbrado a la vida, fácil, cómoda, una vida llena de diversiones y placer, no pensamos en el mundo espiritual, por que el mundo carnal y terrenal nos seduce nos envuelve y atrapa,  hemos olvidado de donde somos, se nos olvido que somos una familia escogida, pueblo sacerdotal , nación santa, pueblo adquirido por Dios. Y esto es asi   para que ANUNCIEMOS sus obras maravillosas (1ra Pedro2,9).

 

QUE PODEMOS HACER?  ante esta triste realidad.

Algo hay que hacer, pero hacer  quiere decir acción, trabajo, compromiso, esfuerzo.

Que no sea como aquel hombre que salio en un programa de TV. Donde muestran aquellas situaciones y cosas raras, este personaje tenia la simple característica que nunca hizo nada:  dice que nunca tomo soda, nunca tomo refrescos, no ando en automóvil, moto, bicicleta, ni triciclo, este hombre nunca fue a la iglesia, grupos, fiesta, y para terminarlo  y resumirlo el dice que nunca beso  a una mujer   y ya tenia 38 años. En resumen este tipo no HIZO NADA.

Hacer, acción, hechos, es lo que nos dice el Salmo 105,1-2

CUENTEN a los pueblos sus acciones,  HABLEN de sus grandes hechos.  Eso es lo que hoy debemos si o si hacer, a tiempo y destiempo,  hablar de Dios, comunicar, transmitir, el evangelio de una manera nueva, sencilla y diferente. Debemos hacer que nuestros hermanos en la fe, que se han OLVIDADO de Dios, pues VUELVAN,  a asistir a la iglesia.

Es hora de compromiso, es hora de actuar, y decir como los apóstoles:

“NOSOTROS NO PODEMOS DEJAR DE DECIR LO QUE HEMOS VISTO Y OIDO” Hechos 4,20

 

Recuerdan que les comente la película, pues a partir de ahora no se conforme con que le cuenten la Película , haga usted de su vida, una propia película.

No se conforme con ver la Telenovela ,  haga de su vida una TELENOVELA,

No se conforme, con que le cuenten historia, haga de su vida una historia.

No se conforme con escuchar las noticias,   sea usted una NOTICIA.

Amén.