El corazón llagado

Autor: Fray Alejandro R. Ferreirós OFMConv

 

 

El corazón llagado me dejaste
con llagas de dolor y de ternura
un corazón herido en tu hermosura
un beso en el que Tú te regalaste.

Herida de jazmín y rojo vino
amapola de sol incandescente
sangrando está mi pecho penitente
encadenado a Ti va mi destino.

Si en cadenas de Amor tú me dejaste
prisionero en el soplo de tu nombre
cuando duele el Amor, él me responde
que por tu santa unción me liberaste.

Con besos de coral Tú me atrapaste
y naufragué en el mar de tu presencia
inundaron tus olas mi conciencia
y en tus playas soleadas me salvaste.

Ya no puedo partir, Dios, ni dejarte
adonde iría lejos de tu rostro
pues si quiero zarpar, sólo me postro
en las arenas blancas a adorarte.