Maria Magdalena

Autor: Fray Alejandro R. Ferreirós OFMConv

Web:

 

 

Abrazada a tus pies no contenía
el gozo de encontrarte bello y vivo,
radiante tu semblante, estás vestido
de luz, de mansedumbre y lozanía.

El huerto iluminó tu fiel presencia
y la mujer dolida que lloraba
su Amor atravesado por la espada
goza ahora a tus pies de tu clemencia.

Magdalena en la cruz, fiel compañera
salvada de demonios y pesares
discípula de ruta en tus andares
mujer fiel en la hora de la espera.

Abrazada a tus pies, estalla en gozo
sus lágrimas enjugan tus heridas
y bordadas de luz, engendran vida
en la angustia que busca su reposo.

Abrazada a tus pies, nace de nuevo
la Iglesia, esposa fiel, al abrazarte
y se llena de vida al contemplarte
vencedor de la muerte, Amor primero.






























.