“SUELDO DIVINO”
Autor: Adhemar Cuellar
El alto porcentaje de desempleo aumenta día a día, millones se despiertan cada
mañana con la ilusión de conseguir un trabajo. Algunos logran
conseguirlo, pero no están conformes con el tipo de sueldo, la necesidad de
conseguir empleo hace que uno tenga que conformarse con una remuneración
muy por debajo de sus aspiraciones salariales.
Ya que tocamos el tema del trabajo y el salario sabía usted que hay diferentes
tipos de sueldos. Este día quiero compartirles los cinco tipos de sueldos más
comunes y estos son: Sueldo cebolla, mágico, dietético, tormenta y sueldo
ateo, Después de conocerlos, estoy seguro que más de uno se identificara con
uno de ellos. Los detalles a continuación:
1)”Sueldo Cebolla”, ¿Sabe porque se lo llama así? Cuando usted agarra la
cebolla que hace, llora, lo mismo sucede con este sueldo, usted lo ve lo agarra y
solo de verlo le dan ganas de llorar.
2) “Sueldo del Mago” ¿Qué hace el mago? hace desaparecer las cosas
este sueldo se llama así, por que usted hace unos pocos movimientos y
su sueldo desaparece
3) “Sueldo dietético”, por que como su nombre lo indica a usted lo
hace comer cada vez menos.
4) “Sueldo tormenta” ¿Cual es la característica de una tormenta? No se
sabe cuando vendrá ni cuánto va a durar, el sueldo tormenta se lo llama
así por que al igual que la tormenta no se sabe cuando llegara ni cuanto
durara.
5) “Sueldo ateo” Así como el ateo duda de la existencia de Dios, se
llama de esta manera, por que se duda de su existencia.
Sueldo cebolla, sueldo dietético, sueldo mágico, sueldo tormenta, sueldo ateo
¿Con cuál de ellos se identifica? ¿Cuál es el suyo?
Ya que estamos hablando de sueldos, les comento que en las páginas de la
Biblia En el evangelio de Marcos 10,28-30 encontramos otro sueldo al que
podríamos llamar el “SUELDO DIVINO”.
“Entonces Pedro le dijo: Nosotros lo hemos dejado todo para seguirte. Y
Jesús contesto: En verdad les digo: Ninguno que haya dejado casa,
hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o campos por mi causa y
por el Evangelio quedara sin recompensas. Pues aun con
persecuciones, recibirá cien veces más en la presente vida en casa,
hermanos, hermanas, hijos y campos, y en el mundo venidero la vida
eterna
Después de conocer los cinco tipos de sueldo anteriores, yo prefiero tener
un “Sueldo Divino ”, porque este promete que todos los que trabajen en la
Viña del Señor, todos los que sirvan para el Reino de Dios, no quedaran sin
recompensa, pues a pesar de los problemas y dificultades se recibirá el ciento
por uno, en esta vida y el plus, el excedente de este Sueldo Divino, es: LA
VIDA ETERNA.
No se para ustedes, pero para mí el conocer de que existe un Sueldo divino,
convierte Este día en un día especial.
El Patrón de la viña en este momento me pregunta, te pregunta, nos pregunta:
¿Hay alguien que necesite trabajar? ¿Quién quiere tener un SUELDO
DIVINO?
Con prontitud y entusiasmo respondamos:
¡Si Señor! ¡Yo quiero seguirte! ¡Yo quiero servirte! ¡Tengo deseos de
trabajar en tu reino!
Todos estamos llamados a trabajar para el reino de Dios, a todos se nos ofrece
el pago del “SUELDO DIVINO” todos podemos ser equipados con las
herramientas, talentos, dones y carismas para hacer un trabajo productivo.
Oración: Gracias Señor por este llamado, en este día yo acepto trabajar en tu
viña, acepto participar de la cosecha de almas. Acepto el reto de vivir para
ayudar y enseñar a mi prójimo, el camino de la vida eterna. En este momento
con alegría y emoción te digo ¡GRACIAS! Por la remuneración, Gracias por
el “SUELDO DIVINO” que ofreces. En este día pedimos nos proporciones las
herramientas necesarias, te solicitamos nos regales los dones y talentos
suficientes para trabajar de manera efectiva y productiva en tu reino. Si
Señor Queremos trabajar todos los días con amor, queremos trabajar todos
los días de nuestra vida con alegría y con mucha pasión. Amen