IMPRESIONES DE UN CURA A SU VUELTA DE LOURDES
A mi vuelta de LOURDES donde he encontrado el pleno sentido a mi vida
sacerdotal, como en ningún otro sitio, te confieso, amigo, que tuve la dicha el día
de la HISPANIDAD en Lourdes, de hablar con el único obispo español, el de Bilbao
con algunos vascos y que representó no solo a su diócesis, sino a
HISPANOAMÉRICA allí, ante la Sma. Virgen de Lourdes..
Todo rezumaba español, el ambiente, el rosario, los cantos, la presencia, los
españoles de diversas diócesis españolas, madrileños, getafenses et alibi..
Una inmensa mayoría, la víspera, pasamos por el PILAR, camino de Lourdes
INDESCRIPTIBLE la masa humana que abarrotaba la basílica y la plaza del Pilar el
día 11. ..
Nada digamos el día siguiente 12, de los millares de todo el mundo que llenaban la
explanada ante la cripta de la basílica, por la noche, con la impresionante procesión
de las antorchas.
No puedo ni tengo tiempo para relatarte someramente lo que ví y en lo que
participé como sacerdote con mis hermanos, sacerdotes, pues me es muy difícil y
estoy rendido.
Que te conste que en los 3 días de permanencia en Lourdes te tuve MUY PRESENTE
en el sacrificio de la Santa Misa, en la procesión con el Smo Sacramento y en la
procesión de las antorchas.
Para terminar te diré que este cura como tantos salesianos-MIS QUERIDOS
HERMANOS DE TODA LA VIDA-.vestidos de laicos inidentificables hasta hace poco,,
ya desde algunas semanas, he tirado todo lo seglar y voy vestido de cura en el
metro, autobús y aquí en Alcorcón donde vivo, teniendo a mi lado y en la misma
calle, portal con portal, la única MEZQUITA DE MUSULMANES DE LA DIÓCESIS, no
me da el menor reparo de saludar a cuantos hombres invaden mi calle de la
mañana a la noche, vestido siempre de sacerdote y saludando a todos solos y en
grupo "BUENOS DÍAS NOS DE DIOS, ETC",
Y tras esto, hasta ahora, ninguno me ha insultado ni reprochado mi saludo de cura.
Hasta- cosa impensable en mi vida- me han abrazado algunos musulmanes.
Con el mismo abrazo de paz me despido de tí hasta mañana SI DIOS QUIERE ...
Ni un paso atrás ni para tomar impulso
MIGUEL RIVILLA SAN MARTIN