CITIUS, ALTIUS, FORTIUS
Autor: Adhemar Cuellar
1ra Corintios 9,24-25 ¿No han aprendido nada en el estadio? Muchos corren,
pero uno solo gana el premio. Corran, pues, de tal modo que lo consigan. En
cualquier competición los atletas se someten a una preparación muy rigurosa, y
todo para lograr una corona que se marchita, mientras que la nuestra no se
marchita”
Bajo el tradicional lema olímpico ‘ ’citius, altius, fortius’ que significa “ mas
rápido, más alto, mas fuerte’’ se desarrollaron durante 17 días las olimpiadas en
Londres 2012. Las olimpiadas según los historiadores comenzaron a desarrollarse
en el año 776 a.C. En tiempos en que escribe el apostol Pablo, este evento ya era
demasiado conocido, por esto es que aprovecha el evento deportivo para
preguntar ¿No han aprendido nada en el estadio? Esta es una pregunta
vigente y actual, luego de 17 días de competencia, 17 días de ver las diferentes
competiciones podemos preguntarnos: ¿Qué hemos aprendido de ver los
eventos de las olimpiadas en el estadio?
Algo que debemos aprender es a poner en práctica en nuestra vida espiritual el
lema olímpico : “citius altius fortius”. Nosotros somos los atletas de Cristo,
participando de las olimpiadas espirituales, Todos los bautizados en la fe Cristiana
tienen por tanto que esforzarse por ser: ‘’ mas rápido más alto, mas fuerte’’
MAS RAPIDO, Cuando mención0 esta frase viene a mi mente la imagen
del animal conocido bajo el nombre de perezoso, este animalito como su nombre
lo indica se mueve lentamente. Parece que en la vida espiritual nos parecemos al
perezoso, en vez de ir más rápido vamos más lento. La lentitud espiritual provoca
que los fieles cristianos sean devorados. Estaba mirando un documental acerca del
perezoso, y mostraban que este tiene dos depredadores que lo atacan sin piedad,
uno de ellos es el águila arpía, que al ver al perezoso en el árbol se abalanza sobre
él y lo atrapa con sus garras, otra especie que merma la cantidad de perezosos es
la serpiente. En la vida espiritual cuando vamos lentamente como el perezoso
aparecen los depredadores espirituales para eliminarnos. Las águilas arpías y las
serpientes camufladas en la selva de la vida están acabando con los creyentes
perezosos.
Ser mas rápidos en la Fe, Es cuestión de ganar o perder, vivir o
morir , aprendamos a ser más rápidos para poder ganar esta competencia de la
Fe.
Seamos rápidos para dar y ayudar al prójimo
Seamos rápidos para amar a Dios
Seamos rápidos para dar y ayudar al prójimo
Seamos rápidos para orar
Seamos rápidos para buscar y leer la Biblia
Seamos rápidos para asistir a la iglesia
Seamos rápidos para perdonar
Seamos rápidos para arrepentirnos y cambiar de vida.
MAS ALTO , San Pedro lo dejo escrito así: “Crezcan en la gracia y en el
conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo (2da Pedro 3,18) Cada día de
nuestra vida es una oportunidad para conocer el motivo y propósito de nuestra
existencia, cada despertar nos desafía a conocer a nuestro creador, para ser más
altos tenemos que conocer a Cristo, a través de los evangelios.
MAS FUERTE Los atletas olímpicos para obtener la medalla han tenido que
entrenarse horas y horas diarias durante anos, para ser mas fuertes han tenido
que alimentarse bien, la mala alimentación puede afectar el rendimiento del atleta
y por ende hacer que no gane, como le sucedió a un pugilista en las olimpiadas de
Atlanta 96, que era el favorito para ganar la medalla de oro, pero no lo logro por
que tenía una debilidad por las hamburguesas. El boxeador estadounidense
Antonio Deon Tarvera , era favorito para ganar hasta que en su camino se cruzo
una conocida hamburguesería el púgil afroamericano, amante de las cheeseburger
y del sándwich triple Big Mac, quedo deslumbrado por el restaurante situado
dentro de la villa olímpica de Atlanta 1996, totalmente gratuito para los deportistas,
desde su primer día en el complejo, Tarver se aprovecho en exceso del combo y
devoro docenas de emparedados… hasta que su entrenador alarmado, puso fin a la
fiesta gastronómica. En apenas unos días el boxeador había aumentado 3,5 kg de
peso y había superado el peso límite de su categoría, sometido a un riguroso
ayuno, Tarver califico con lo justo, pero la dieta al revés que el local de comida
rápida si le paso la factura, la violenta continencia había desmejorado mucho su
estado físico. Gano 3 peleas pero en semifinales perdió. Al final dijo cuando
perdió “no fue mi culpa , la culpa fue de McDonald’s’’
Para ser mas fuertes tenemos aprender a alimentarnos mejor, esta alimentación
tiene que ver con nuestros ojos, de que se alimenta cada día nuestro sentido de la
vista, ¿que vemos? Observamos Lo que alimenta el alma o lo que debilita nuestro
espíritu. Hay que alimentar también bien nuestros oídos, ¿Qué estamos
escuchando fuera de la iglesia? Hay que alimentar bien nuestros labios, que
hablamos, lo que decimos es para edificar y ayudar al que nos escucha o todo lo
que hablamos nos daña y también afecta negativamente al prójimo.
Es un desafío en estas Olimpiadas Espirituales ser cada día: “Mas Rápidos, Mas
altos, Mas Fuertes”
Invitemos a Cristo a nuestra vida, que él sea nuestro entrenador espiritual, con El
en nuestra vida seguro que ganaremos esta competencia, subiremos al podio a
recibir la medalla de la VIDA ETERNA. Amen