EL RESCATE
Autor: Adhemar Cuellar
En la actualidad, gracias a los diferentes medios de comunicación: Terrestre, aéreo
y acuático, se puede ir a todas partes del mundo, podríamos afirmar que con todos
los adelantos en transporte se puede acceder a todos los rincones del mundo con
cierta facilidad, pero no es así. Hace unos días, leía un artículo donde anunciaban
algunos lugares que por diversos motivos era muy complicado llegar, ciertas partes
del mundo a los cuales es difícil llegar:
1 -Poveglia
Nadie te recomendará acercarte a esta pequeña isla situada muy cerca de Venecia.
¿El motivo? Se sospecha que está embrujada.
2 -Area 51
Esta base militar de Nevada (Estados Unidos) está vigilada las 24 horas del día por
aire y tierra. De hecho, están autorizados a usar la violencia si algún intruso se
cuela en sus instalaciones.
3-Cueva Lechuguilla
Es seguramente la cueva más bella del planeta y las autoridades están decididas a
prohibir la invasión turística. Se encuentra en Nuevo México (Estados Unidos) y por
el momento tan sólo pueden entrar los científicos autorizados. Fue descubierta en
1986 y tiene ya más de 150 kilómetros de pasadizos. Es la quinta cueva más larga
del mundo.
4 Isla de Queimada Grande
Se encuentra en Brasil, pero no te esperes una isla de playas paradisíacas y arena
blanca. ¡Está llena de serpientes! Dicen que puedes encontrar hasta cinco por
metro cuadrado. Y la mayoría, venenosas. La marina brasileña prohíbe la entrada a
los turistas.
Luego de conocer estos lugares de difícil acceso , me puse a meditar que en la
vida espiritual también existe un lugar difícil de visitar, el principal lugar al cual es
difícil llegar sin lugar a dudas es el “ CORAZON” del ser humano .
Dios después de la caída de Adán y Eva, al ver que su “ máxima creación ” se
rebelaba vez tras vez, en realidad era difícil llegar al corazón de sus hijos, por eso
creo con urgencia un plan, decidió crear un camino para llegar al corazón de la
humanidad, creo el “Camino de la Salvación”. A través de: Noé, Abraham, Isaac,
Jacob, José, Moisés, Josué, Isaías, Elías, y otros profetas intento llegar al
CORAZON de sus hijos , pero ellos seguían rebeldes, por eso dice la escritura que
cuando llego el momento oportuno envió a su Hijo, con el único objetivo de poder
de llegar al corazón de la humanidad.
¡Así Amo Dios al mundo! Le dio al Hijo Único, para que quien cree en el no
se pierda, sino que tenga vida eterna Dios no envió al Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino para que se salve el mundo gracias a Él. (Juan
3,16-17)
La humanidad estaba en las penumbras del pecado, estábamos caminando en
tinieblas, y al andar por caminos oscuros es fácil caer al precipicio y quedar
atrapados en el fondo del abismo. Como lo estuvieron los 33 mineros en Chile
durante 70 días (2010) a unos 720 metros de profundidad, para rescatarlos
tuvieron que perforar un túnel. Este suceso dramático de conocimiento mundial, es
similar a lo que ocurría hace 2000 años, la humanidad estaba en el abismo de las
tinieblas, atrapada en las profundidades del pecado, Dios que es puro amor y
misericordia tenía que perforar un túnel, un camino por el cual poder rescatar a
todos de las garras del enemigo. Jesucristo es ese túnel, Jesucristo es el único
camino por el cual podemos salir de las profundidades del pecado, Jesucristo ha
venido a salvar lo que se había perdido (Lucas 19,10)
En este tiempo de gracia y misericordia Jesucristo está buscando a la oveja
perdida, ovejas que se apartaron del redil, ovejas que están en el precipicio, en el
fondo, Jesucristo en este momento extiende su brazo para rescatarte, Este es tu
momento, este es el día en que puedes salir de la oscuridad a la luz , este es
el día en que puedes comenzar a caminar por la ruta que lleva a la eternidad. El
salmo 42,2-3 lo proclama así: “ Esperaba, esperaba al Señor, el se inclino
hacia mí y escucho mi clamor, me saco de la fosa fatal del barro del
pantano, puso mis pies sobre roca y aseguro mis pasos”
Oración: Gracias Padre por enviar a tu hijo Jesucristo, para salvarnos, Señor
reconozco mi pecado, reconozco que mi corazón ha rechazado muchas veces a
Cristo, en este momento clamo y pido misericordia, en la profundidad del pecado
en que me encuentro, espero ser rescatado, quiero ser rescatado, deseo y anhelo
que me rescates, Ven Señor en mi auxilio ven Señor a socorrerme, Ven en mi
ayuda, sácame del lodo del pantano, pon mis pies sobre la roca, asegura mis pasos
y dame una nueva vida. Gracias mi Señor, Gracias por llegar a mi corazón, Gracias
por entrar en mi vida, Gracias por salvarme. Amen